Lo que debes saber acerca del coronavirus (COVID-19).

Conoce más

Consejos para cuidar tus piernas siempre

Nuestra isla nos permite disfrutar de hermosas playas, montañas, ciudades históricas y muchas actividades. En fin, el escenario perfecto para que nuestras piernas nos saquen a pasear al aire libre todo el año. Sin embargo, muchas personas que sufren de piernas cansadas o varices se cohíben de este placer por las molestias físicas que estas condiciones causan.
En Salus queremos que disfrutes tu isla en cada etapa de tu vida. Por ello, te ofrecemos recomendaciones para que cuides la salud de tus piernas.

 

¿Qué son las piernas cansadas y las varices?

Las piernas cansadas van más allá de las molestias de haber hecho mucho ejercicio. Muchas personas describen que sus piernas se sienten pesadas y rígidas, aun cuando no han caminado mucho o hecho ejercicio vigoroso. El riesgo de padecer de piernas cansadas aumenta con la edad, con el sobrepeso y al permanecer sentados o parados por mucho tiempo. En el caso de las varices, las venas se dilatan con el aumento de retención de líquidos. Ambas condiciones, aunque son más comunes en las mujeres también se presentan en los hombres y se acentúan con el calor.
Para aliviar estas sus molestias y cuidar las piernas, los expertos recomiendan:

  • Seguir una alimentación saludable y balanceada que incluya alimentos ricos en fibra como verduras, frutas, algas, cereales integrales y mantenerse hidratado. Esto te ayudará a mantenerte con energía y también evitarás el estreñimiento.
  • Utiliza ropa cómoda, pues llevar ropa demasiada ceñida puede comprimir las venas y dificultar la circulación.
  • Utiliza un calzado cómodo con soporte y en el tamaño correcto.
  • Haz ejercicios a diario, caminar por 15 minutos es eficaz. Si eres una persona sedentaria, puedes moverte y estirarte al menos 5 minutos diarios por cada hora. Mientras estás sentado no cruce las piernas pues provoca el estancamiento de la sangre en las piernas. Intenta mantener rodando una bola de tenis debajo de tus pies mientras estés sentado.
  • Un masaje te puede ayudar a aliviar la fatiga en las piernas. El masaje debe realizarse de los pies hacia arriba, pues así activará la circulación venosa aumentando la velocidad en el flujo sanguíneo. El efecto del masaje se puede potenciar con algún aceite esencial de limón o romero.
  • Alterna duchas de agua fría y agua tibia, de esta forma ayudarás a activar la circulación sanguínea. Si tienes bañera, añadir al agua tibia de la bañera dos tazas de sal Epsom o bicarbonato de sodio y sumergir las piernas por 20 minutos te ayudará a relajarte, descansar las piernas y aumentar la circulación.
  • Utiliza un cepillo de cerdas naturales y pásalo seco por las piernas. Además, de exfoliar la piel, ayudará a estimular la circulación. Comienza desde los pies, moviéndolo en dirección al corazón de 10 a 15 minutos y luego toma una ducha de agua fría.
  • Frota vinagre de sidra de manzana en tus piernas o añádelo al agua en su bañera. Esto puede ayudar a reducir las molestias de las venas varicosas como los calambres, el dolor y la fatiga.

Si el dolor, cansancio e incomodidad en las piernas persiste tras varios días, lo recomendable es que hagas cita con tu doctor.
 
Referencias: https://www.healthline.com/health/tired-legs#prevention