BUENOS HÁBITOS DE POSTURA CUANDO TRABAJAMOS DESDE CASA

« Regresar a Artículos

Uno de los cambios más significativos que ha traído la pandemia del COVID-19 ha sido el auge del trabajo remoto. Para algunos de nosotros, trabajar desde nuestro hogar se ha convertido en una nueva realidad. Los beneficios y comodidades de trabajar en casa son muchas, pero es importante no descuidar buenos hábitos de postura para evitar lesiones y ser más productivos. Aquí te compartimos varios consejos para trabajar en casa de forma cómoda y, sobre todo, saludable.

Evita trabajar desde el sofá o la cama

Sabemos que es tentador acurrucarnos en el sofá mientras trabajamos en la “laptop”, pero las posiciones que asume nuestro cuerpo cuando hacemos esto pueden traernos problemas a la larga. Tener las piernas y los brazos en posición horizontal por mucho tiempo puede causar adormecimiento de algunos músculos y otros síntomas incómodos.

Vela la postura de tu espalda y hombros frente a tu “laptop”

Cuando trabajamos desde una “laptop”, nuestro cuerpo tiende a asumir una posición encorvada que le pone estrés a la espalda, el cuello y los hombros. Esto se debe en muchas ocasiones a que los monitores de estas computadoras quedan más abajo que nuestros ojos. Si tienes “laptop”, una buena recomendación es usar un monitor externo con altura ajustable. Una buena guía es posicionarlo para que la barra donde pones la dirección en tu buscador web quede a la altura de tus ojos.

Pendiente a la altura de tu escritorio y de tu silla

En cuanto al escritorio, lo ideal es que tus codos queden nivelados con el tope de tu escritorio, no más abajo ni más arriba. Así pueden asumir una posición natural y evitar ponerle estrés al túnel carpiano. Y en cuanto a la silla, que esté a una altura para que tus pies no queden en el aire. Deben quedar plantados firmes en una superficie sólida, ya que así reduces el estrés en la espalda baja. Si no puedes ajustar la altura de tu silla, puedes usar libros o cualquier otra plataforma para apoyar tus pies.

Recuerda descansar los ojos

Estar mucho tiempo corrido con la vista fijada en un monitor puede poner tensos los músculos de los ojos y causar dolor de cabeza. Una buena práctica es que por cada 20 minutos que trabajes mirando el monitor, tómate 20 segundos para mirar a otro lado y descansar la vista.

Descansa y estira regularmente

Divide tu tiempo para que incluyas descansos breves entre sesiones de trabajo. Párate de la silla, camina un ratito, haz algunos estiramientos: la idea es que no tengas el cuerpo en la misma posición por tanto tiempo seguido.

Si estás sintiendo algún dolor o síntoma muscular persistente, siempre es recomendable hablar con tu profesional de la salud. En Salus tenemos médicos y quiroprácticos listos para atenderte. Haz tu cita hoy llamando al 787.789.1996.

Fuente:
https://www.bu.edu/articles/2020/10-ergonomics-dos-and-donts-for-those-now-working-from-home/

« Regresar a Artículos