Lo que debes saber acerca del coronavirus (COVID-19).

Conoce más

7 consejos para que te acerques a tus metas

“Es imposible hacer ejercicios”. “Es imposible comer bien”. “Es imposible ahorrar dinero”. ¿Cuántas veces te has visto con estos pensamientos en tu cabeza?

 

¿Cómo es que otros lo logran y yo no? – te preguntarás. Lo cierto es que todos tenemos metas súper buenas. Buenas intenciones que se quedan muchas veces en solo eso; intenciones. ¿Cómo hacer realidad estos deseos o metas?

 

Aquí te damos 7 consejos que puedes usar para acercarte a tus metas. Son más sencillas de lo que te imaginas y una vez los incorporas a tu vida, verás que lo imposible pasa a ser posible.

 

1) Las metas no son destinos, son caminos

Un destino sería “perder peso” y un camino sería “estoy en la ruta de rebajar”. Lo importante de definir tus metas como caminos o rutas es que vas a lograr tu meta de la misma manera que avanzas en un camino, paso a paso o poco a poco. El progreso será gradual y de repente aparecerá tu destino.

 

2) No importa cómo, simplemente empieza

Da el primer paso y no pares. Una vez tomes acción para lograr algo, lo conviertes en realidad. Entonces el resto de la mente y el cuerpo se alinean detrás de la nueva realidad y te montas en la ruta de tu meta escogida.

 

3) Cambia tu discurso interior

Palabras positivas cambian todo. En vez de concentrarte en lo negativo, “no tengo nada ahorrado” concéntrate en un mensaje positivo, lleno de posibilidades, “soy una persona que va a ahorrar.” Este tipo de discurso es accionable y es algo que puedes hacer todos los días.

 

4) Haz algo todos los días para acercarte a tu meta

Lo mejor que puedes hacer es crear un hábito diario para avanzar hacia tu meta. Concéntrate en crear un sistema y no te enfoques tanto en la meta como tal. Los sistemas son hábitos diarios que integras a tu rutina. Si tu meta es ejercitarte más, cambia tu discurso interior a “soy una persona que le gusta ejercitarse siempre” y adopta el hábito de tomar las escaleras cuando sea posible. También, en vez de buscar el estacionamiento más cercano busca el más lejos y camina. Si quieres dejar de fumar, calcula cuántos cigarrillos  fumas cada día y cada semana eliminas uno hasta bajar a un nivel mucho más fácil de simplemente dejarlo de una vez.  Estos son los pequeños pasos diarios que te acercarán a lo que antes pensabas que era imposible.

 

5) Felicítate

Celebra tus logros por pequeños que sean. Cada peseta que ahorras es un motivo para sonreír porque significa que has desarrollado el hábito de ahorrar. Instala un app en tu celular que mida tus pasos diarios y hazte el hábito de aumentar la cantidad cada semana aunque sean 50 pasos adicionales. Nunca dejes de pensar que estás progresando.

 

6) Perdónate

Deja de autocriticarte. Lo único garantizado en la vida es que nadie nació perfecto. Todos dejamos caer la bola de vez en cuando, es natural. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es pensar, “Bueno, tuve un desliz, pero mañana vuelvo. Son piedritas en el camino”.  Después haces planes para lo que vas a hacer mañana para encaminarte.

 

7) Comparte tu misión con otros

El apoyo de otras personas hace una diferencia increíble. Busca alguien que quiera compartir tu misión y compartan sus progresos, técnicas, descubrimientos y logros diarios o semanales. Esto te ayudará a fortalecer tu compromiso con tu ruta. Si tu meta es mudarte a una área específica o conseguir un trabajo en una compañía o campo particular, comparte tu meta con otros y verás que aparecerá alguien con una información o un contacto que puede ser clave en lograr lo que anhelas.

 

Cuando ya hayas logrado un avance sustancial hacia tus metas y alguien te pregunta cómo lo lograste, le das la clave de lograr lo imposible “poco a poco y con determinación”. ¡Empieza hoy que nosotros vamos a ti!